Lagomarsino Online - Servicios
 
 


ACTUALIDAD

12/03/2007
Oficializaron la compensación a los productores de trigo para que no suba el pan

Tal como se preveía, el Gobierno dispuso hoy el otorgamiento de una compensación da los productores de trigo y la molinería vinculada al comercio del cereal para el mercado interno. Así, buscan que el precio del pan no aumente. Así se puntualiza en la resolución 11/2007, difundida hoy con la firma de Jorge Artundo, vicepresidente de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA), en ejercicio de la presidencia debido a la renuncia del titular del organismo, Marcelo Rossi, hace una semana, en medio de una fuerte polémica con el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, el polémico hombre del Gobierno abocado al control de los precios internos. Entre los considerandos generales, anticipados el viernes por el Ministerio de Economía y presentados un día antes por el secretario de Agricultura, Javaier de Urquiza, se indica que esa compensación representa una asistencia "adicional" para los productores trigueros. Esta ayuda al sector se suma a la ya anunciada hace un mes, tras la reunión que mantuvieron los dirigentes del campo con las autoridades del Gobierno y se dio a conocer luego que el Gobierno cerrara el Registro de Exportaciones del cereal, para no desabastecer el mercado interno. La medida abarcará a aquellos productores que comercialicen su trigo con destino al mercado interno, ya sea en forma directa a través de molinos, así como por intermedio de acopiadores o cooperativas. Se calcula que el Gobierno destinará unos US$ 100 millones para estas compensaciones, una cifra que se suma a otras compensaciones en el caso de la leche y el maíz que totalizan unos US$ 600 millones. Fuente: CLARIN


06/09/2006
Diputados trata un proyecto para rebajar el IVA en la cadena de producción del pan

La iniciativa reduce a la mitad el tributo por la venta de harina y fija en 10,5% el impuesto en el precio de venta del pan. Se trata de un proyecto impulsado por el oficialismo, incluido en el temario de la sesión de la semana pasada que pasó a cuarto intermedio, por lo cual su debate será retomado hoy.

La Cámara de Diputados tiene previsto sesionar hoy para debatir, entre otras cuestiones, un proyecto de ley que propicia reducir del 21 al 10,5 por ciento la alícuota del IVA para la harina de trigo.

La iniciativa -que recibió semanas atrás dictamen de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la cámara baja- prevé fijar en el 10,5 por ciento el IVA del pan -hoy exento-, con el fin de equilibrar los costos en esta cadena productiva.

Se trata de un proyecto impulsado por el oficialismo, incluido en el temario de la sesión de la semana pasada que pasó a cuarto intermedio, por lo cual su debate será retomado hoy.

La iniciativa cuenta con el respaldo del kirchnerismo, los macristas, y del Partido Nuevo -que lidera el intendente de Córdoba, Luis Juez-, mientras que el radicalismo anticipó la presentación de un dictamen de minoría en rechazo al proyecto impulsado por el oficialismo.

El proyecto fue presentado hace un par de semanas por un grupo de diputados -encabezados por el presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Snopek- y busca eliminar el incentivo a la evasión que significa el actual desequilibrio de las alícuotas de IVA en la cadena de producción.

Entre otras cuestiones, propone rebajar el IVA del 21 al 10,5 por ciento en la harina y gravar con una alícuota reducida del 10,5 por ciento al pan. De todos modos, no es la primera vez que se presenta una iniciativa porque hace dos años el ex diputado justicialista Humberto Roggero presentó un proyecto para reducir el IVA de la harina.


CLARIN . día 6-9-06


16/06/2006
INFOBAE - "En la molinería la evasión es muy alta" – Infocampo

En los últimos años entraron nuevos jugadores al negocio molinero que se diferencian de las empresas tradicionales “por no tener escrúpulos”, dice el empresario. Generan una situación crítica y delicada en el negocio del trigo.

José Luis Marino director ejecutivo de Molinos Caruhé, ubicado al sudeste de la provincia de Buenos Aires y a 200 Km. del puerto de Bahía Blanca, dio una entrevista a Infocampo.
La capacidad de molienda de la empresa es de 90 a 100 toneladas de trigo por día, tiene 40 empleados y las compras las realizan a productores agropecuarios ubicados en un radio de 100 kilómetros.
También tienen contacto con la Asociación de Cooperativas Argentinas.
Marino se refirió a los precios diferenciales, estándares comerciales, y al hacer un análisis del trigo indico que hay una bonificación por proteína y destacó que hay molinos e capital que ofrecen una diferencia importante por alto gluten.

-¿Cómo está el tema del molino harinero y lo que están haciendo en estos días?
-Una de las preocupaciones es la falta de lluvia en esta zona, y a nivel nacional estamos un poco preocupados por una situación de largo tiempo, hay una que es crónica y básica de la industria que es una sobreinstalación de capacidad, por lo tanto todos los molinos tenemos la necesidad de trabajar menos días de los posibles, lo que produce en el mercado una sobreoferta y valores bajos. Esto sumado a una alta evasión, porque hay gente que ha entrado a la molinería en los últimos años con no muchos escrúpulos, a diferencia de las empresas tradicionales organizadas, y esto configura una situación bastante crítica y delicada en este momento.

-Hace años que se viene hablando de la evasión y todos saben, entre comillas, los que evaden y los que no. ¿No hay solución para este tema?. El famoso caudalímetro, todos estos controles que supuestamente se deberían hacer, ¿no han solucionado el tema?
-Lamentablemente el tema caudalímetro no fue buen proyecto y a habido sistemas de burla, by pass. El caudalímetro es una balanza supuestamente de precisión que se coloca en la entrada del proceso de molienda para determinar la cantidad de kilos que ingresan por día, por vez, y supuestamente es un mecanismo inviolable para controlar cuantos kilogramos produce cada empresa y controlar que todo eso se facture y que no haya evasión. Es donde vienen los problemas, donde muchos caudalímetros no funcionan bien, o que están adulterados. Los controles no han sido lo suficientemente efectivos, esto ha permitido que mucha gente aún con caudalímetros siga operando en grandes volúmenes y en negro.

-La noticia que los molineros y panaderos harían un acuerdo con el Gobierno para ponerle un precio límite al pan a cambio de la reforma del IVA, ¿es tal cual como la reprodujo la prensa? ¿Cuál es su opinión?
-En principio éste es un pedido de larga data de nuestro sector porque consideramos que las asimetrías en las cadenas de valor del trigo a nivel pan es uno de los factores distorsivos que permite una altísima evasión, por eso es que nosotros opinamos favorablemente, no es la panacea, no es solución definitiva pero va a ayudar que el margen para aquel que evade sea mucho menos atractivo y por lo tanto va a disminuir ese factor. Por otro lado, periodísticamente estamos enterados por algunos trascendidos que esto esta encaminado y que estaría próximo a salir como decreto ley.

-¿Y los molineros se comprometerían a venderle la harina a los panaderos a un precio determinado?
-En principio tengo entendido que el compromiso es el precio de la harina fraccionada en góndolas. De todas maneras la misma situación de alta competencia y falta de rentabilidad del sector y la sobrecapacidad instalada naturalmente, actúan como un freno de los valores.
Mientras, el valor del trigo que el Gobierno ha demostrado que está dispuesto a controlar haría que la limitación del peso de la harina se produjera inmediatamente.

-La evolución en los precios desde la devaluación es notable, ¿cómo se convive con diferencias tan grandes en una punta y en la otra?
-Nuestro sector se caracteriza por grandes fluctuaciones y picos que producen situaciones de quebranto durante algunos meses y mejora de la rentabilidad en otros meses.
Esto sucedía anteriormente, las distorsiones podían sucederse por variaciones del precio del trigo y por algún tipo de incidencia distinta de los diferentes costos. Después de la devaluación los costos internos quedaron congelados, por lo tanto el valor de la harina y del pan no está relacionado directamente con el trigo, pero esto se ha modificado en los últimos meses. Yo puedo asegurar que llevamos 16 meses de quebranto sin encontrar solución y con una empresa que es altamente eficiente. La mayoría de los molinos que subsistimos estamos con la última tecnología.


28/04/2006
Un estudio confirma que existe una relación directa entre el consumo de pan y la función cognitiva
Revela que el consumo de este alimento impulsa la capacidad intelectual

El consumo de pan guarda una relación directa con la función cognitiva. Así lo pone de manifiesto un estudio elaborado por expertos del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid, que realizaron un muestreo entre más de un centenar de niños de entre siete y nueve años. Este trabajo revela que los escolares con sobrepeso y obesidad ingieren más grasas pero menos hidratos de carbono que los jóvenes con peso normal, y que el pan, debido a su composición, es fundamental para alcanzar unos niveles óptimos de salud física y mental.

En el caso del rendimiento, sobre todo entre los más jóvenes, los científicos confirman que los escolares con un rendimiento intelectual superior a la media en el test de Raven presentaban ingestas de pan «significativamente superiores» al resto.

Los responsables del estudio han constatado además los riesgos de un bajo consumo de este producto, una tendencia que se mantiene desde hace décadas debido a la «barbaridad» que supone asociar el consumo de este alimento a la obesidad.

Así, afirman que una disminución del consumo de pan desequilibra «el perfil calórico y lipídico» de la dieta, sobre todo entre los niños que consumen menos de cuatro raciones diarias del grupo de los cereales.


21/04/2006
Poca proteína para el trigo 2005/2006
Según el informe de calidad realizado por Granotec también cayó un 3% el rinde.

Con un promedio ponderado nacional del 11% en proteínas hubo fuertes bajas en las subregiones I, II N y S, III y IV. En esta última área, que representa 32% de la cosecha nacional, el valor fue de 10,5%.

El rinde promedio nacional cayo de 27,4 a 25,5 qq/ba.


A partir del relevamiento de las nueve subregiones trigueras del país, presentando en el X Seminario Internacional realizado el pasado jueves por Granotec, se presento el Informe de Calidad sobre la Cosecha 2005/06.
El trabajo fue planificado en función de la producción de cada zona y distribuido proporcionalmente entre distintas localidades de acuerdo con su relevancia dentro de la subregión.
De acuerdo con los resultados obtenidos se encontró que las rebregiones II Sur y Norte, III y IV tuvieron porcentajes de proteína por debajo del limite de comercialización, que es del 11% (en esta campaña, el promedio fue de 11,08%).
En tanto que, el promedio ponderado nacional de gluten húmedo fue del 25,8%. Las subregiones II Norte y Sur, III y IV. El mayor porcentaje fue en la región NOA-NEA con 30,9%.
Comparando con los datos de la campaña 2004/05 el rinde promedio nacional cayó de 2.630 a 2.550 kg/ha.
Los valores de acuerdo con las muestras de cada subregión fueron los siguientes:
Particularmente, en la Subregión I (participación en la producción: 17,5%) los pesos hectolítricos tuvieron un promedio de 81,68 kg/hl, registró un importante aumento del peso de 1.000 granos (37,8 g), y promedios de gluten y proteínas de 27,57 y 11,73% respectivamente.
En la subregión II N (participación: 15,7%) los pesos hectolítricos tuvieron un promedio de 80,43 kg/hl, registró un buen valor del peso de 1.000 granos (37,89 g), y una importante baja en gluten y proteínas siendo de 24,59 y 10,88%, respectivamente.
En la subregión II S (participación: 5,8%) los pesos hectolítricos tuvieron un promedio de 81,62 kg/hl. Aumento el valor del peso de 1.000 granos (38,74 g), y los de gluten y proteínas fueron de 24,12 y 10,56%, respectivamente (en baja).
En la Subregión III los pesos hectolítricos tuvieron un promedio de 80,96 kg/hl. El peso de 1.000 granos repuntó (38,74 g), y el gluten bajo siendo 24,48%. Las proteínas tuvieron una caída de 11,6 a 10,8% respecto de la campaña pasada.
En la Subregión IV (participación: 32,4% la más importante) los pesos hectolítricos y de 1.000 granos tuvieron buenos valores medios 80,67 kg/hl y 39,22 g, respectivamente. Los valores de gluten fueron de 24,09%, y los de proteínas 10,5, ambos similares a la cosecha anterior.
En la subregión V N (participación: 7,1%) los pesos hectolítricos y de 1.000 granos fueron muy buenos: 80,49 kg/hl y 36,06 g, respectivamente. Los valores de gluten, 29,54%, con leve aumento, y proteínas, 12,3%.
En la subregión V S (participación: 12%) pesos hectolítricos y de 1.000 granos con buenos valores 80,47 kg/hl y 38,09 g, respectivamente. El gluten promedio registró un leve incremento (30,53%) y de proteínas (10,6 a 12,4%).
En la Subregión NOA/NEA (participación: 4,5%) pesos hectolítricos y de 1.000 granos fueron altos: 82,61 kg/hl y 38,80 g, respectivamente. El gluten fue muy bueno (30,96%) y el porcentaje en proteínas fue de cinco puntos inferior al año pasado (12,4%).
La producción nacional de trigo cayo de 16,5 a 12Mt, y, a diferencia del año pasado, todos los rubros tuvieron bajas.

Cómo se obtiene la muestra

Análisis: Las muestras ingresan al laboratorio de Granotec donde son calificadas y procesadas.

Etapa 1: análisis del grano en sí: humedad, proteínas, cenizas, análisis comercial, peso de 1.000 granos, acondicionamiento y molienda.

Etapa 2: a la harina obtenida se le hace ensayo de humedad, alveograma, gluten, cenizas, falling number, proteínas, entre otros.


19/04/2006
LA INDUSTRIA MOLINERA PIERDE PESO POR PRESIÓN FISCAL Y VENTA EN NEGRO
Crecen las quejas por el aumento de las operaciones no registradas

El sector molinero facturo en el 2005 alrededor de $2500 millones, pero 30% de esa suma no fue ni será registrada por la AFIP porque las operaciones fueron realizadas “en negro”por una franja de las empresas del sector.

Este cuadro fue descripto a Infobae por el presidente de la Federación Argentina Molinera, Alberto España, quien añadió que una de las razones que motorizan la evasión es que “en el sector hay una asimetría muy grande desde el punto de vista impositivo, ya que el trigo esta gravado por el IVA con 10,5%, la harina con 21% y el pan está exento.
“Con esta estructura –dijo- se beneficia la venta irregular, sin factura, ya que los que colocan el trigo promueven esa forma de comercialización porque sus márgenes de ganancia son muy pequeños y evitar el pago del IVA es una tentación muy grande. A su vez esto es aceptado por una franja de molineros que también tienen un margen de beneficios pequeño, que ronda el 3%”, precisó España.
El problema, según Gabriel Gastaldi, director de Molinos Gastaldi, “es que el gobierno que no controla. La AFIP, que es la responsable de que no haya evasión, no lo hace y los departamentos de Bromatología de las provincias y el Ministerio de Salud tampoco se ocupan de los problemas sanitarios de esas empresas que no tienen ningún tipo de cuidado sobre la calidad de los productos que elaboran”.
“Es imposible competir con las empresas, muchas, que trabajan en negro ya que la diferencia en los costos –por la carga impositiva- es de 40%”, aseguró Gastaldi.
Esto, dijo España, “perjudica a los productores del sector que quieren trabajar legalmente porque, además del IVA, deben pagar 3% de Ganancias como grandes contribuyentes, 2% por Ingresos Brutos, 1,2% por el Impuesto al Cheque y entre 1 y 10% por abastos municipales”. Aseguro que “se ha generado una situación por demás llamativa, vista superficialmente, ya que la industria tradicional está trabajando con una capacidad ociosa promedio de 50% y, al mismo tiempo, han aparecido unas 40 empresas nuevas en el mercado en el curso de los últimos tres años. La verdad que esconde esta aparente contradicción –sostuvo- es que la mayoría de los nuevos establecimientos trabaja casi totalmente en negro y no paga ninguna contribución impositiva ni previsional”.
“Argentina es muy competitiva en la producción de harinas y, además tiene trigo disponible todo el año”, acotó Reynaldo Heredia, titular de Molino El Sureño, y aseguro que “se eliminarían los evasores si se habilitara la exportación como canal para poder utilizar la capacidad productiva excedente que hoy existe”. Explico que le fueron retirados los reintegros de 5% que daban cuadro más favorable para exportar “y nos aplican un gravamen de 20%”.

CONSUMO. El 70% de la producción de harina en la Argentina se destina a la producción de pan. “Y los dueños de estos negocios, que no tienen donde descargar el IVA, también presionan para que se les venda en negro”, dijo España.
El consumo actual de harina en la Argentina es de unos 100 kilogramos al año por habitante, una cifra que crece sustancialmente en la franja de hogares más carenciados. Según precisan en la FAIM, en el 2003 el precio de la harina cayó, en un promedio, 5,4%; en el 2004, 14,4%, y el año pasado otro 7 por ciento.
“El sector ha hecho un gran esfuerzo”, aseguro el directivo de la Federación. “Esto cuando la única salida que tenemos para mantener la industria es justamente la venta de harinas o mezclas al exterior y, además, cuando la cosecha 2005 triplica las necesidades del consumo interno”.
El año pasado fueron cosechadas alrededor de 16,3 millones de toneladas de trigo y se utilizaron para la molienda destinada al consumo interno 4,45 millones de esas toneladas y para la exportación de harina se consumieron 620.000 toneladas.CONSUMO. El 70% de la producción de harina en la Argentina se destina a la producción de pan. “Y los dueños de estos negocios, que no tienen donde descargar el IVA, también presionan para que se les venda en negro”, dijo España.
El consumo actual de harina en la Argentina es de unos 100 kilogramos al año por habitante, una cifra que crece sustancialmente en la franja de hogares más carenciados. Según precisan en la FAIM, en el 2003 el precio de la harina cayó, en un promedio, 5,4%; en el 2004, 14,4%, y el año pasado otro 7 por ciento.
“El sector ha hecho un gran esfuerzo”, aseguro el directivo de la Federación. “Esto cuando la única salida que tenemos para mantener la industria es justamente la venta de harinas o mezclas al exterior y, además, cuando la cosecha 2005 triplica las necesidades del consumo interno”.
El año pasado fueron cosechadas alrededor de 16,3 millones de toneladas de trigo y se utilizaron para la molienda destinada al consumo interno 4,45 millones de esas toneladas y para la exportación de harina se consumieron 620.000 toneladas.


EL 40 % DEL SHARE PARA TRES FIRMAS

En el sector hay unas 160 empresas, la mayoría de ellas de tamaño pequeño o mediano. Es decir que esta muy atomizado, a tal punto que solo tres compañías están en un nivel de actividad como para ser considerada grandes: son los molinos Cargill, Cañuelas y Lagomarsino, que, de conjunto, producen el 40% de la harina del mercado molinero argentino. La más grande de las tres mayores es Cargill, que tiene instaladas ocho plantas de producción, mientras que Lagomarsino y Cañuelas cuentan con seis plantas cada uno.
Las otras 157 empresas, de menor dimensión, abastecen el restante 60% y participaban escasamente en la actividad de exportación que, de por sí, está muy limitada por los problemas impositivos que enfrenta el sector de la molienda.

DIMENSION. Empresarios del sector indicaron que el pequeño o mediano tamaño de la inmensa mayoría de las compañías del sector atenta contra la economía de escala, de vital importancia cuando los márgenes de ganancia son muy reducidos, como sucede en este segmento de actividad.
También -dicen los empresarios- son los más afectados por la descapitalización que les genera el cuadro de creciente falta de rentabilidad. Es que al no poder reequiparse, las empresas pequeñas y medianas avanzan peligrosamente hacia una obsolescencia rápida de toda su maquinaria de producción y, de esa manera, suman retraso a su capacidad para competir en un mercado de por sí difícil y con bajos niveles de ganancia.


En lugar de exportar harina, con las retenciones aplicadas se esta beneficiando la exportación de trigo, del producto sin ningún tipo de elaboración” dijo el directivo de FAIM.
“En el pasado desde la Argentina se vendió harina a muchos países del mundo. Varios de Asia, África y América Central fueron mercados a los cuales llegábamos con nuestros productos”, recordó Heredia.
Este año la facturación global del sector rondó los $2500 millones.
De este total -dicen en la FAIM-, aproximadamente 30% esta comercializado por empresas que trabajan sin pagar impuestos ni aportes de ningún tipo.
Aclaran que no en todos los casos las compañías evaden impuestos. “Hay excepciones como, por ejemplo, el grupo Grobo, que compró el molino Cánepa y trabaja como las demás empresas tradicionales del sector y su producción está destinada al mercado externo”, dijo España.

RETIRADA.En la Federación dicen que el 62% de las empresas formales y tradicionales se retiraron del negocio, algunas grandes como Molinos, por ejemplo. Es que, destacan, en el 2001 el trigo costaba $122 la tonelada y en el 2002 pasó a $390, es decir que su precio mas que se triplicó.
El titular de FAIM aseguró que los nuevos actores en muchos casos compraron empresas del sector que cerraron e importaron molinos arroceros desde China, les cambiaron los cilindros y muelen el trigo, pero sacan harina de mala calidad. El costo de esos molinos, instalados en Argentina, oscila entre los u$s150.000 y u$s2 millones.
España aclaro que “ninguna de las empresas nuevas está en la Federación” y precisó que los nuevos propietarios son cerealistas, dueños de depósitos de granos, y algunos inversores de fuera de la actividad que vieron el gran negocio que supone trabajar sin el pago de los impuestos que corresponden.


LA MAYORIA DE LOS PAISES QUE EXPORTAN HARINA OTORGAN ALGUN TIPO DE SUBSIDIO PARA PROMOVERLAS

“El sector no pide subsidios sino medidas que mejorarán la recaudación del IVA por una menor evasión y por destrabarse conflictos que atentan contra las exportaciones”, dijo España, y añadió que “estas medidas, además, disminuirán el precio de la harina, producto de vital importancia en la dieta de la población, especialmente la de menores recursos”. Aseguró que, asimismo, se eliminaría el trabajo en negro y se lograría una suba en la actividad exportadora.
Heredia concluyó: “La mayoría de estos países que exportan harina no sólo no grava estas operaciones sino que las subsidia. Por eso una de las puntas de solución de los problemas del sector sería eliminar retenciones”.

El SECTOR ADVIERTE INCERTIDUMBRE A LA HORA DE PENSAR NUEVAS INVERSIONES “Estamos viviendo en un cuadro se zozobra permanente por el desorden que se ha generado en el mercado de la sobredimensión de la capacidad instalada, cuyas razones son varias”, dijo a Infobae el titular de Molinos El Sureño, Reynaldo Heredia. Añadió que una de las razones que genera este exceso de capacidad productiva es la “instalación de 40 establecimientos en los últimos tres años, que, en su mayoría, abren una estructura de costos que incluye la evasión impositiva”. Esta situación provoca “una competencia totalmente desleal por parte de las empresas que están aportando a la depredación del mercado molinero local”, afirmo el empresario, y añadió que “el cuadro provoca incertidumbre y un profundo desaliento que lleva a que los molinos no se lancen a realizar inversiones de largo plazo a recapacitar a su personal”.
“Es que se está trabajando en una situación de quebranto implícito y explícito y nos estamos consumiendo el equipamiento porque no tenemos posibilidades de reequiparnos”, dijo Heredia. Explicó que, en el caso de su molino, la supervivencia la logran porque al estar ubicados en la zona de producción triguera -Lobos- “conseguimos precios mejores que los que pagan otras empresas”.
“Además –indico- tenemos clientes de nuestro tamaño a los cuales atendemos hace años y esto nos permite mantenernos, ya que la salida de la exportación esta totalmente vedada por la retención del 20% con una materia prima -el trigo- que tiene su valor dolarizado y directamente vinculado con el mercado internacional”.
Gabriel Gastaldi, que conduce el Molino Gastaldi, ubicado entre los medianos dice que su empresa logra esquivar parcialmente los golpes que sufre el sector porque elabora “productos de alta calidad y que se venden a clientes que lo requieren y valoran. Por esa razón –aclara- es que no alcanzan le capacidad ociosa del 50% que, en promedio, tiene el sector”. Igual – aseguro- la situación es insostenible para todos los productores del sector en el mediano plazo, ya que los que trabajamos en blanco partimos de un costo de 40% mas alto que los que facturan en negro, en un galpón, sin el mínimo cuidado de las normas sanitarias ni bromatológicas. Hoy se da la trágica paradoja de ver a un molino de 100 años trabajando con la ultima tecnología y amplios laboratorios de control de calidad y, al lado, a otro en un galpón que no cuida nada, trabaja en negro y compite en el mercado con un precio sustancialmente menor”.


DIFICULTADES PARA EXPORTAR

AFUERA TAMBIEN LIMITAN
Los molineros se quejan de la política oficial vinculada con la exportación porque el gravamen que soporta, dicen, la hace inviable.
Pero, además, sostienen, porque los países destinatarios tienen políticas que dificultan mas el ingreso de las harinas argentinas.
Así, sostiene la FAIM, un año atrás el gobierno chileno aplico, por el término de un año un arancel del 17% - que se suma al 6% normal- a las importaciones de harina y extendería la vigencia de la medida un año más. Otro tanto sucede con Bolivia “y ahora con Brasil, que modifico el reglamento técnico creando una barrera paraarancelaria”, dice FAIM.



FUENTE: InfoBae.


05/04/2006
Chile desconoce compromisos comerciales

Desde diciembre de 2004 la Argentina sostiene una controversia comercial con Chile con motivo de la aplicación de una salvaguardia a la importación de harina de trigo y sus premezclas, la que fue adoptada violando el Acuerdo sobre Salvaguardias de la Organización Mundial del Comercio (OMC). La misma consistió en un sobrearancel del 17% que se sumó al arancel general del 6% y a los derechos específicos del sistema de bandas de precios.
La medida fue fijada inicialmente por un año, y recientemente prorrogada por un año más. En agosto pasado, como resultado de negociaciones bilaterales, los Gobiernos de los dos países acordaron que conjuntamente con la prórroga mencionada se otorgaría un contingente de 10.000 toneladas libre de la salvaguardia. Como contrapartida, la Argentina accedía a renunciar al inicio de una controversia ante la OMC. Si bien la industria no estuvo de acuerdo con lo exiguo del contingente acordado, la Cancillería lo consideró un logro diplomático. Sin embargo, las acciones tomadas por los chilenos desmienten este supuesto logro. La presión política de los sectores agrícola y molinero de Chile logró que su Gobierno incumpliera el compromiso alcanzado con Argentina, prorrogando la medida de salvaguardia, sin conceder las 10.000 toneladas anuales libres de la sobretasa comprometidas.
Cabe además resaltar que se disminuye la salvaguardia del 17 % al 14 %, pero con la eliminación del reintegro del 5 % dispuesta por el Gobierno Argentino, paradójicamente entre ambos Gobiernos han dejado a la Industria en una situación peor a la se encontraba en diciembre de 2004 cuando se implantó la salvaguardia.
Este es un golpe mas para la Industria molinera jaqueada por la evasión y el aumento desmedido de la capacidad de molienda, originada en la desigualdad tributaria, la eliminación de lo reintegros a la exportación, y el incremento desmedido de las tasas de abasto municipales.
Los permanentes reclamos de FAIM a las autoridades para hacer más racional el sistema fiscal interno y de imposición a las exportaciones han sido desoídos en reiteradas ocasiones. Como resultado lógico, los inconvenientes de la industria continúan acumulándose y pareciera que las permanentes promesas de soluciones sólo terminan derivando en mayores problemas.


13/04/2005
La FAIM renovó su Comisión Directiva

La FAIM ha informado que el día 22 de diciembre de 2004 se llevó a cabo la Asamblea General Ordinaria correspondiente al 50º. Ejercicio de esa Federación y que durante la misma se procedió a la elección de autoridades y distribución de cargos, habiendo quedado la Comisión Directiva para el período 2004/2006 constituida de la siguiente manera:

Presidente:Alberto M. España
Vicepresidente 1°: Ernesto Bianchetti
Vicepresidente 2°:Carlos Navilli
Secretario:Marcos Lagomarsino
Prosecretario:Juan Laporta
Tesorero:Guillermo Badino
Protesorero: Juan R. Semino
Vocales Titulares:
Carlos Hernández Campodónico
Julio A. Cánepa
Fernando Cornú
Gabriel Gastaldi
Victorio R. Briski
Reynaldo Heredia
Elmide J. Pairetti
Víctor Alejandro Cabanellas
Vocales Suplentes:Jorge Malán
Eduardo Basile
Diego Crespo
Juan J. L. Tassara
Mariano Boero Hughes
René Mangiaterra
Julio Rollán
Carlos A. Caffarini